GURELAN mantiene el carácter cooperativo con el que nació en 1963 y es en la actualidad una cooperativa de trabajo asociado, en la que las trabajadoras y trabajadores son socios de la empresa. Los fundamentos cooperativos, basados en las personas y no en el capital, se aplican tanto en la toma de decisiones estratégicas (cada persona un voto), como en la gestión empresarial (gestión participativa). Asimismo, tienen su reflejo en la relación de GURELAN con sus clientes y otros agentes del sector.

La apuesta por el modelo cooperativo y el compromiso de los socios con el mismo favorecen el mantenimiento y desarrollo del proyecto empresarial de GURELAN y se manifiestan en la permanente capitalización de la empresa.

Su modelo de gestión empresarial ha servido como ejemplo de buenas prácticas en el proyecto Red Transfronteriza de Economía Social y Solidaria (TESS).

ANEL

TESS